10 Comments

  1. George C Coscia

    Campeon Mundial de Pesos Muertos o de “PERRO MUERTO”??…humm…dudo

  2. Daniel García Silva

    Se trata del sobrino de Augusto Ferrando.
    El se encargaba de manejar la camioneta de la Peña Ferrando y de perifonear la publicidad, cuando la Peña, salía de gira a provincias.

  3. Gregorio Huaroto

    Augusto Ferrando tuvo un hermano, Santiago Ferrando, que hizo carrera en Costa Rica, con gran éxito. Tuvo amistad con Pocho Rospigliosi y tuvo unas sabrosas “Charlas de Café” en los recordados “Domingos de Ovación, un Perú en Sintonía”, que iban por la desaparecida “Radio El Sol”. Claro Santiago Ferrando entrevistado por Pocho, cuando el hermanísimo venía de vacaciones a Lima.

    Este forzudo quizá haya sido su hijo…

    GH

  4. Gregorio Huaroto

    Ya vienen las empanadas, los goles de Cubillas, y las fotos de “High Life”…digo, digo, digo, de “Antipasto Gagá”

    GH

  5. CARLOS CASTRO MAYA

    Efectivamente, se trata del sobrino de don Augusto, quien ademàs de comediante era periodista deportivo, Trabajó como tal en varias provincias y en Lima lo hizo en Ovación con “Pocho” Rospigliosi, en Radio Callao con Bruno Esposito y en Victoria con don Juan Ramirez Lazo.

  6. zipo

    Claro y los que fueron tambien conocidos fueron los tres hijos de augusto, Ruben y Chicho que ya fallecieron y Juan Carlos que todavia vive.
    Una pregunta que parecera ingenua pero ….como logra el truco de la foto de levantar medio camion? El camion parece suspendido de la mitad en adelante?

  7. No es casualidad de que en la foto no se vea la partera trasera del auto, posiblemente estaba levantado por una grúa.

    O quizás Santiago comió sus espinacas. Solo faltó que salga Ferrando como en el comercial y diga: Chicho! Digo… Fernando! Te comiste todo lo que había en la refrigeradora !!!

  8. Daniel García Silva

    Jorge, recuerdo ese comercial, debe ser de los años 74 ó 75. Me parece que era de Refrigeradoras Moraveco.

    En la publicidad, Ferrando, alababa la calidad de estas refrigeradoras y cuando abría la puerta, para mostrar su capacidad, se encontraba con Chicho en el interior. Era en ese momento que le decía “Chicho, te comiste todo lo que había adentro”.

    En realidad, este comercial fue muy criticado. Se afirmaba, que podía dar ideas a los niños, para que en alguno sus juegos, se escondieran en uno de estos aparatos, con fatales consecuencias. Inclusive, se trajo a colación casos, donde niños habían muerto asfixiados, al no poder salir de la refrigeradora. En verdad los hubo.

    Ferrando, muy a su estilo, contesto en su programa, que esas criticas no tenían sentido, porque los niños pequeños, no se metían a refrigeradoras, al no tener fuerzas para hacerlo y que si uno más grande lo hacia, podía salir empujando la puerta y encima “le meto una cachetada por idiota”.

    Era Ferrando, ese tipo de frases, solo el podía decirlas.

  9. Jajajajaja, y la cara de felicidad que traía el tipo. Ni una contracción en el rostro, ni una venita inflamada. sonreía como si la fuera a dar xd.

  10. El comercial al que se refieren Jorge y Daniel era de refrigeradoras Philco. Se veía a Augusto Ferrando entrando a la cocina con algunos víveres en la mano y, cuando abre la refrigeradora para guardarlos, es que encuentra a Chicho y se produce el diálogo: “Chicho, ¿te comiste todo lo que había en el refrigerador?” Y el hijo responde: “No, viejo. Todo lo puse allí” y señala a un rincón de la cocina donde los alimentos se encuentran amontonados. “Es que hacía tanto calor…”, agrega Chicho y pondera el refrescante frío que se sentía dentro del refrigerador. Inmediatamente después, Ferrando mostraba los distintos modelos de refrigeradores; y cuando llega al último, abre la puerta y se ve nuevamente a Chicho que remata el comercial diciendo “Philco”.

    Sí, recuerdo la respuesta de Ferrando en Trampolín a la Fama, rematándola con la afirmación de que al chico habría que meterle una cachetada o un cocacho. Ahora, respecto de los accidentes de niños que se quedaron dentro de refrigeradores, es posible que hayan ocurrido en los modelos más antiguos, donde había que girar una manija para abrir la puerta (El refrigerador de mi abuela era de ese tipo). Obviamente, esto solo se podía hacer desde afuera.

    Más bien, fue Silvia Maccera la imagen de Moraveco por esos años y los siguientes. “Moraveco, mi gran elección”, decía en el correspondiente spot.

Agregue un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*