9 Comments

  1. zipo

    Hoy en dia me parece que hay msa preocupacion no solo por la apariencia sino tambien por el colesterol y todo eso osea que no se si estas propagandas funcionarian.

  2. Gregorio Huaroto

    Da risa. ¿Se acuerdan de ese comercial de ese brassiere de “Playetex” llamado “Cruce su Corazón”?

    Hablando de “Playtex”, esa marca también vendía calzones para pañales de bebitos…

    GH

  3. Tengo ese aviso de “Cruce su corazón” con Sonia Oquendo luciendo su brassiere y portando una espada mismo espadachina.
    También vieeene…

  4. Daniel García Silva

    Que tonteria. Hasta que momento podian engañar?.
    Porque, me imagino, que en el momento de la verdad, no habia faja que ayudara, todo estaba al natural. O no?

  5. Javier

    ¡Pero es 1973! Lenta pero progresivamente la humanidad marchaba hacia la tanga. Esas fajas solo la podían usar las abuelitas.

  6. Diego Mamani

    Javier… estas fajas enormes no se usaban por pudor, sino mas bien para esconder los rollitos! Una gordi con tanga espantaria a propios y ajenos! Jajaja.

    Daniel, habras oido hablar del “deceptive advertsising”. Para cuando te dabas cuenta del fraude, ya habias invertido mucho tiempo y dinero en la conquista como para dar marcha atras. Jejeje… y despues se preguntan “por que los hombres no me vuelven a llamar mas?”

  7. GIANFRANCO

    Yo a Sonia Oquendo la hubiese querido ver haciendole publicidad a alguna marca de ropa interior o tangas,porque la tia se manejaba un “cutis”,ya tu sabes.

  8. Dan Relayze Gerhardt

    Una mujer muy atractiva, recuerdo muchas fotos de Sonia cuando volaba en Faucett … “La primera aerolínea del Perú”, ya que tanto ella como su hermana Katy fueron “fly hostess” de la desaparecida linea aérea…

    Dan
    http://www.aerolineasperuanas.com

  9. Miguel

    De Sonia recuerdo esa propaganda en que movìa armoniosamente su colita, luciendo un short con dos corazoncitos. Creo que era una promociòn de Ace. Yo tenía como 10 años, pero para mi ya era una especie de simbolo sexual.

Agregue un comentario

Your email address will not be published.
Required fields are marked:*

*